miércoles, julio 13, 2016

Terrorismo de Estado
Gobierno asesinó a un joven utilizando terroristas del Esmad
Por: Camilo Raigozo

El pasado 12 de julio, en el marco del paro camionero que se adelanta en el país, alrededor de las 5 de la tarde, a la altura de la carrera 42 con avenida de las Américas, en Duitama, Boyacá, en medio de una manifestación ciudadana, terroristas del Esmad asesinaron al joven Luis Orlando Saiz Villamil.

Los represores del régimen hirieron en el cráneo a la víctima con un artefacto disparado, denunció el Comité Permanente para los Derechos Humanos de Boyacá, quien para ello recogió los testimonios de las personas que se encontraban en el lugar en los momentos del homicidio. El joven fue trasladado sin vida al hospital.

Según la fuente, pese a las reiteradas llamadas a los entes de control, solo hora y media después, el CTI hizo presencia en el lugar de los hechos para la respectiva valoración de la escena.

Adicionalmente se informó de otros dos jóvenes heridos. Una niña lesionada en una mano producto del impacto con un artefacto disparado por el Esmad y otro joven que fue lastimado en la cabeza con una granada de aturdimiento.

El Comité Permanente por los Derechos Humanos rechazó la acción de varios medios de comunicación a los que acusó de confundir a la opinión pública argumentando que el joven Luis Orlando Saiz Villamil era estudiante de la UPTC y que manejaba artefactos explosivos, lo cual es falso y estigmatizante.

Volver a la página principal

Bienvenida la paz
El próximo 15 de julio habrá marchas para promover el SÍ a la paz
Por Caracol Radio

El frente amplio por la paz y otras organizaciones consideran necesario demostrar el optimismo que rodea la negociación de La Habana

Con el fin de ambientar el plebiscito, el próximo viernes todas las organizaciones sociales aglomeradas en el frente amplio por la paz han convocado a marchas y manifestaciones de apoyo al proceso de paz y celebración por el acuerdo firmado para la dejación de armas de las Farc y su tránsito a la vida civil.

A esta iniciativa denominada “la paz SÍ es contigo” se suman varias iglesias y cultos religiosos con la consigna de recoger firmas a favor de la mesa de La Habana y en contra de quienes se oponen al fin del conflicto.

Se espera que en el transcurso de la semana se informe la logística y los lugares donde se harán las movilizaciones y concentraciones.

Tomado de : ttp://caracol.com.co/radio/2016/07/11/nacional/1468265317_268544.html

Volver a la página principal

Bienvenida la paz
El próximo 15 de julio habrá marchas para promover el SÍ a la paz
Por Caracol Radio

El frente amplio por la paz y otras organizaciones consideran necesario demostrar el optimismo que rodea la negociación de La Habana

Con el fin de ambientar el plebiscito, el próximo viernes todas las organizaciones sociales aglomeradas en el frente amplio por la paz han convocado a marchas y manifestaciones de apoyo al proceso de paz y celebración por el acuerdo firmado para la dejación de armas de las Farc y su tránsito a la vida civil.

A esta iniciativa denominada “la paz SÍ es contigo” se suman varias iglesias y cultos religiosos con la consigna de recoger firmas a favor de la mesa de La Habana y en contra de quienes se oponen al fin del conflicto.

Se espera que en el transcurso de la semana se informe la logística y los lugares donde se harán las movilizaciones y concentraciones.

Tomado de : ttp://caracol.com.co/radio/2016/07/11/nacional/1468265317_268544.html

Volver a la página principal

jueves, junio 23, 2016

Bienvenida la paz
Bogotá vivió con alegría el adiós a la guerra
Por: Camilo Raigozo

Al medio día de esta fecha trascendental para los colombianos, 23 de junio de 2016, centenares de personas de todas las edades, tendencias políticas, edades y razas, se reunieron en la carrera séptima con
Avenida Jiménez, en el centro de Bogotá, para expresar su apoyo y alegría al cese bilateral del fuego anunciado simultáneamente desde La Habana.

Los capitalinos allí reunidos siguieron paso a paso los acontecimientos protocolarios en La Habana a través de la cadena internacional Telesur en una pantalla gigante instalada en el sitio mencionado. Con
banderas, bombas, carteles, gritos, pitos, vítores, abrazos y lágrimas, expresaron su regocijo por la buena noticia de la paz.

Y es que el motivo de la alegría no era para menos, pués en La Habana se estaba poniendo fin a la tragedia colombiana, iniciada 52 años atrás por el régimen, en cebeza del Álvaro
Uribe de la época, el nefasto presidente conservador Guillermo León Valencia, abuelo de la uribista pura sangre, la también nefasta senadora Paloma Valencia, más conocida como "Paloma Violencia".

Una tragedia que se hubiera evitado, si la oligarquía de la época encabezada por el presidente Valencia, no hubiera sido tan canalla y mezquina con los labriegos de la zona de Marquetalia, sur del Tolima, orientados estos por el legendario campesino Pedro Antonio Marín, hoy más conocido cómo Manuel Marulanda Vélez o Tirofijo.

Como lo recuerda la historia, las modestas peticiones de los labriegos de Marquetalia al gobierno era la apertura de carteteras, escuelas, puestos de salud, financiamiento económico para sus cosechas y sobre todo, que los dejara trabajar y vivir tranquilos, sin persecuciones, agresiones, ni represiones.

Sin embargo Valencia hizo todo lo contrario, acatando sumisamente los dictados de Washington. En mayo de 1964 envió más de cinco mil soldados por tierra y aire con la misión de arrasar con los campesinos.

El resultado final de la gigantesca operación, fue que los 48 campesinos atacados, no solamente lograron salvar sus vidas, sino que se vieron obligados a empuñar las armas para defender sus derechos dando origen a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo, FARC EP.

Las mismas FARC EP que 52 años, 27 días y 8 horas después, en la Mesa de Diálogos de La Habana, Cuba, firmaron conjuntamente con su contra parte, el Gobierno Nacional de Colombia, el cese bilateral del fuego y el fin de la tragedia del pueblo colombiano, sin haber sido derrotadas.

Bienvenida la paz
Bogotá vivió con alegría el adiós a la guerra
Por: Camilo Raigozo

Al medio día de esta fecha trascendental para los colombianos, 23 de junio de 2016, centenares de personas de todas las edades, tendencias políticas, edades y razas, se reunieron en la carrera séptima con
Avenida Jiménez, en el centro de Bogotá, para expresar su apoyo y alegría al cese bilateral del fuego anunciado simultáneamente desde La Habana.

Los capitalinos allí reunidos siguieron paso a paso los acontecimientos protocolarios en La Habana a través de la cadena internacional Telesur en una pantalla gigante instalada en el sitio mencionado. Con
banderas, bombas, carteles, gritos, pitos, vítores, abrazos y lágrimas, expresaron su regocijo por la buena noticia de la paz.



Bienvenida la paz
Bogotá vivió con alegría el adiós a la guerra
Por: Camilo Raigozo

Al medio día de esta fecha trascendental para los colombianos, 23 de junio de 2016, centenares de personas de todas las edades, tendencias políticas, edades y razas, se reunieron en la carrera séptima con
Avenida Jiménez, en el centro de Bogotá, para expresar su apoyo y alegría al cese bilateral del fuego anunciado simultáneamente desde La Habana.

Los capitalinos allí reunidos siguieron paso a paso los acontecimientos protocolarios en La Habana a través de la cadena internacional Telesur en una pantalla gigante instalada en el sitio mencionado. Con
banderas, bombas, carteles, gritos, pitos, vítores, abrazos y lágrimas, expresaron su regocijo por la buena noticia de la paz.

miércoles, junio 22, 2016

Parauribismo
Tomás y Jerónimo, los reyes Midas de Colombia
Por: Cecilia Orozco Tascón

Tomás y Jerónimo Uribe, hijos de Álvaro Uribe, que entonces llevaba unos meses en la Presidencia de la República, contaban, en ese momento, con 22 y 20 años respectivamente.

Hablamos de 2003. No obstante su juventud y sus obligaciones universitarias, ya se perfilaban, más que por los libros y la ciencia, por una vena empresarial de visionarios:

ese año nació una de sus firmas, Residuos Ecoeficiencia, con un modesto capital de $10 millones y con el objeto de negociar chatarra, comprándola a proveedores pequeños y vendiéndola a los grandes exportadores.

El dúo de vástagos presidenciales conformó su junta directiva con ellos mismos como miembros principales, y con su abuelo y tío maternos —expertos inversionistas— como suplentes.

Pese a las protestas iniciales de un grupo de recicladores callejeros que quedaron sin producto para rebuscarse la vida y a cuyos reclamos nadie les puso mayor atención, Ecoeficiencia siguió de largo su marcha acelerada.

Tres años después, en 2006, una entidad financiera suscribió un contrato de fiducia con el representante legal de Ecoeficiencia (Tomás) para que este pudiera adquirir, para su empresa, dos predios rurales equivalentes a 32 hectáreas, en Mosquera (Cund.).

Dos años más tarde, en 2008, el director de la DIAN, nombrado por el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, expidió una resolución en que declaraba “Zona Franca Permanente” esos terrenos.

Así se completaba una especie de triple salto mortal en la suerte loca que tuvieron los noveles empresarios pues, poco antes, el alcalde de Mosquera —que después les compró parte de esos lotes a los Uribe— había decretado el cambio de uso de la tierra: de rural la elevó a industrial con lo que hizo posible que esta casara en las actividades de la zona.

Así, los predios de los hijos del presidente de la República en ejercicio de su segundo periodo de gobierno, pasaron de costar $33 millones en que los compraron, a $3.000 millones, una valorización de 91 veces su precio, en un lapso de 24 meses. Saltemos al año 2011.

Ecoeficiencia presentó su declaración de renta de 2010 *. Pues bien, quienes ya para esa época eran prósperos negociantes con varias firmas en su haber, millonarios terrenos citadinos, copropiedad de haciendas y de hatos ganaderos, según se ha publicado en informes periodísticos documentados,-

reportaron que la empresita que arrancó con $10 millones tenía, siete años después, ingresos netos de más de $42.000 millones; un total de patrimonio bruto de $11.000 millones y de patrimonio líquido de $4.500 millones, aproximadamente. El rey Midas estaría orgulloso de, valga la redundancia, su eficiencia.

En el formulario entregado a la DIAN cuando esta ya había entrado a era ajena al círculo presidencial paterno, figuran los siguientes rubros: saldo a pagar por impuesto, 0 (cero); total saldo a pagar, 0 (cero); “total saldo a favor”: $350 millones. Significa que la Nación, es decir ustedes y yo, les debíamos devolver a los hermanos esa suma.

Paradójicamente, este reclamo activó una investigación de cuatro años por parte de la entidad que encontró gruesas inexactitudes entre las que se destaca la subvaloración, en cerca de $6 mil millones de pesos, de su renta líquida gravable y, en consecuencia, del impuesto que tenían que pagar.

En conclusión, Ecoeficiencia pasó de pedir devolución, a tener que pagar más de $1.800 millones, sin incluir sanciones e intereses. Con estos, la cifra ascendía a $3.500 millones para un total a pagar de $5.400 millones.

Por si fuera poco, la DIAN encontró que proveedores que figuraban en la contabilidad, recibiendo cheques por sus ventas a la empresa, no la conocían; que unas operaciones no fueron realizadas con quienes firmaban las facturas y que cheques girados a unos, eran cobrados por terceros diferentes.

A través de abogado penalista, Tomás y Jerónimo Uribe denunciaron a quienes podrían haberlos asaltado en su buena fe, según afirmaron, porque todo sucedió a sus espaldas.

Pero más allá de su lío puntual, Colombia todavía no se escandaliza con el enriquecimiento, fuera de serie, de los hijos, apenas pos-adolescentes, de quien fuera el Jefe de Estado durante los mismos ocho años en que ellos amasaron semejantes fortunas.

Sí, con el sector privado, pero con el empujón explícito (como el de la zona franca de Occidente) o implícito del poder Ejecutivo, del que dependen todas o casi todas las actividades comerciales de cualquier país.

* Datos revelados por Noticias Uno el domingo 19 de junio pasado.

Tomado de: http://www.elespectador.com/opinion/tomas-y-jeronimo-los-reyes-midas-de-colombia

Volver a la página principal

Parauribismo
Tomás y Jerónimo, los reyes Midas de Colombia
Por: Cecilia Orozco Tascón

Tomás y Jerónimo Uribe, hijos de Álvaro Uribe, que entonces llevaba unos meses en la Presidencia de la República, contaban, en ese momento, con 22 y 20 años respectivamente.

Hablamos de 2003. No obstante su juventud y sus obligaciones universitarias, ya se perfilaban, más que por los libros y la ciencia, por una vena empresarial de visionarios:

ese año nació una de sus firmas, Residuos Ecoeficiencia, con un modesto capital de $10 millones y con el objeto de negociar chatarra, comprándola a proveedores pequeños y vendiéndola a los grandes exportadores.

El dúo de vástagos presidenciales conformó su junta directiva con ellos mismos como miembros principales, y con su abuelo y tío maternos —expertos inversionistas— como suplentes.

Pese a las protestas iniciales de un grupo de recicladores callejeros que quedaron sin producto para rebuscarse la vida y a cuyos reclamos nadie les puso mayor atención, Ecoeficiencia siguió de largo su marcha acelerada.

Tres años después, en 2006, una entidad financiera suscribió un contrato de fiducia con el representante legal de Ecoeficiencia (Tomás) para que este pudiera adquirir, para su empresa, dos predios rurales equivalentes a 32 hectáreas, en Mosquera (Cund.).

Dos años más tarde, en 2008, el director de la DIAN, nombrado por el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, expidió una resolución en que declaraba “Zona Franca Permanente” esos terrenos.

Así se completaba una especie de triple salto mortal en la suerte loca que tuvieron los noveles empresarios pues, poco antes, el alcalde de Mosquera —que después les compró parte de esos lotes a los Uribe— había decretado el cambio de uso de la tierra: de rural la elevó a industrial con lo que hizo posible que esta casara en las actividades de la zona.

Así, los predios de los hijos del presidente de la República en ejercicio de su segundo periodo de gobierno, pasaron de costar $33 millones en que los compraron, a $3.000 millones, una valorización de 91 veces su precio, en un lapso de 24 meses. Saltemos al año 2011.

Ecoeficiencia presentó su declaración de renta de 2010 *. Pues bien, quienes ya para esa época eran prósperos negociantes con varias firmas en su haber, millonarios terrenos citadinos, copropiedad de haciendas y de hatos ganaderos, según se ha publicado en informes periodísticos documentados,-

reportaron que la empresita que arrancó con $10 millones tenía, siete años después, ingresos netos de más de $42.000 millones; un total de patrimonio bruto de $11.000 millones y de patrimonio líquido de $4.500 millones, aproximadamente. El rey Midas estaría orgulloso de, valga la redundancia, su eficiencia.

En el formulario entregado a la DIAN cuando esta ya había entrado a era ajena al círculo presidencial paterno, figuran los siguientes rubros: saldo a pagar por impuesto, 0 (cero); total saldo a pagar, 0 (cero); “total saldo a favor”: $350 millones. Significa que la Nación, es decir ustedes y yo, les debíamos devolver a los hermanos esa suma.

Paradójicamente, este reclamo activó una investigación de cuatro años por parte de la entidad que encontró gruesas inexactitudes entre las que se destaca la subvaloración, en cerca de $6 mil millones de pesos, de su renta líquida gravable y, en consecuencia, del impuesto que tenían que pagar.

En conclusión, Ecoeficiencia pasó de pedir devolución, a tener que pagar más de $1.800 millones, sin incluir sanciones e intereses. Con estos, la cifra ascendía a $3.500 millones para un total a pagar de $5.400 millones.

Por si fuera poco, la DIAN encontró que proveedores que figuraban en la contabilidad, recibiendo cheques por sus ventas a la empresa, no la conocían; que unas operaciones no fueron realizadas con quienes firmaban las facturas y que cheques girados a unos, eran cobrados por terceros diferentes.

A través de abogado penalista, Tomás y Jerónimo Uribe denunciaron a quienes podrían haberlos asaltado en su buena fe, según afirmaron, porque todo sucedió a sus espaldas.

Pero más allá de su lío puntual, Colombia todavía no se escandaliza con el enriquecimiento, fuera de serie, de los hijos, apenas pos-adolescentes, de quien fuera el Jefe de Estado durante los mismos ocho años en que ellos amasaron semejantes fortunas.

Sí, con el sector privado, pero con el empujón explícito (como el de la zona franca de Occidente) o implícito del poder Ejecutivo, del que dependen todas o casi todas las actividades comerciales de cualquier país.

* Datos revelados por Noticias Uno el domingo 19 de junio pasado.

Tomado de: http://www.elespectador.com/opinion/tomas-y-jeronimo-los-reyes-midas-de-colombia

Volver a la página principal

Parauribismo
Tomás y Jerónimo, los reyes Midas de Colombia
Por: Cecilia Orozco Tascón

Tomás y Jerónimo Uribe, hijos de Álvaro Uribe, que entonces llevaba unos meses en la Presidencia de la República, contaban, en ese momento, con 22 y 20 años respectivamente.

Hablamos de 2003. No obstante su juventud y sus obligaciones universitarias, ya se perfilaban, más que por los libros y la ciencia, por una vena empresarial de visionarios:

ese año nació una de sus firmas, Residuos Ecoeficiencia, con un modesto capital de $10 millones y con el objeto de negociar chatarra, comprándola a proveedores pequeños y vendiéndola a los grandes exportadores.

El dúo de vástagos presidenciales conformó su junta directiva con ellos mismos como miembros principales, y con su abuelo y tío maternos —expertos inversionistas— como suplentes.

Pese a las protestas iniciales de un grupo de recicladores callejeros que quedaron sin producto para rebuscarse la vida y a cuyos reclamos nadie les puso mayor atención, Ecoeficiencia siguió de largo su marcha acelerada.

Tres años después, en 2006, una entidad financiera suscribió un contrato de fiducia con el representante legal de Ecoeficiencia (Tomás) para que este pudiera adquirir, para su empresa, dos predios rurales equivalentes a 32 hectáreas, en Mosquera (Cund.).

Dos años más tarde, en 2008, el director de la DIAN, nombrado por el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, expidió una resolución en que declaraba “Zona Franca Permanente” esos terrenos.

Así se completaba una especie de triple salto mortal en la suerte loca que tuvieron los noveles empresarios pues, poco antes, el alcalde de Mosquera —que después les compró parte de esos lotes a los Uribe— había decretado el cambio de uso de la tierra: de rural la elevó a industrial con lo que hizo posible que esta casara en las actividades de la zona.

Así, los predios de los hijos del presidente de la República en ejercicio de su segundo periodo de gobierno, pasaron de costar $33 millones en que los compraron, a $3.000 millones, una valorización de 91 veces su precio, en un lapso de 24 meses. Saltemos al año 2011.

Ecoeficiencia presentó su declaración de renta de 2010 *. Pues bien, quienes ya para esa época eran prósperos negociantes con varias firmas en su haber, millonarios terrenos citadinos, copropiedad de haciendas y de hatos ganaderos, según se ha publicado en informes periodísticos documentados,-

reportaron que la empresita que arrancó con $10 millones tenía, siete años después, ingresos netos de más de $42.000 millones; un total de patrimonio bruto de $11.000 millones y de patrimonio líquido de $4.500 millones, aproximadamente. El rey Midas estaría orgulloso de, valga la redundancia, su eficiencia.

En el formulario entregado a la DIAN cuando esta ya había entrado a era ajena al círculo presidencial paterno, figuran los siguientes rubros: saldo a pagar por impuesto, 0 (cero); total saldo a pagar, 0 (cero); “total saldo a favor”: $350 millones. Significa que la Nación, es decir ustedes y yo, les debíamos devolver a los hermanos esa suma.

Paradójicamente, este reclamo activó una investigación de cuatro años por parte de la entidad que encontró gruesas inexactitudes entre las que se destaca la subvaloración, en cerca de $6 mil millones de pesos, de su renta líquida gravable y, en consecuencia, del impuesto que tenían que pagar.

En conclusión, Ecoeficiencia pasó de pedir devolución, a tener que pagar más de $1.800 millones, sin incluir sanciones e intereses. Con estos, la cifra ascendía a $3.500 millones para un total a pagar de $5.400 millones.

Por si fuera poco, la DIAN encontró que proveedores que figuraban en la contabilidad, recibiendo cheques por sus ventas a la empresa, no la conocían; que unas operaciones no fueron realizadas con quienes firmaban las facturas y que cheques girados a unos, eran cobrados por terceros diferentes.

A través de abogado penalista, Tomás y Jerónimo Uribe denunciaron a quienes podrían haberlos asaltado en su buena fe, según afirmaron, porque todo sucedió a sus espaldas.

Pero más allá de su lío puntual, Colombia todavía no se escandaliza con el enriquecimiento, fuera de serie, de los hijos, apenas pos-adolescentes, de quien fuera el Jefe de Estado durante los mismos ocho años en que ellos amasaron semejantes fortunas.

Sí, con el sector privado, pero con el empujón explícito (como el de la zona franca de Occidente) o implícito del poder Ejecutivo, del que dependen todas o casi todas las actividades comerciales de cualquier país.

* Datos revelados por Noticias Uno el domingo 19 de junio pasado.

Tomado de: http://www.elespectador.com/opinion/tomas-y-jeronimo-los-reyes-midas-de-colombia

Volver a la página principal

jueves, junio 09, 2016

Mercados Campesinos en
la Plaza de Bolívar de Bo
gotá. Foto: Notimundo.
Mercados campesinos
Peñalosa se erige como enemigo de los pequeños y medianos productores del campo
Por: Camilo Raigozo

Los Mercados Campesinos en Bogotá tuvieron su origen a mediados de 2004, cuando se realizó el primero de ellos en la Plaza de Bolívar por iniciativa de los mismos labriegos y sus organizaciones de los municipios de Boyacá, Meta, Tolima, Cundinamarca y Bogotá.

Julián Corredor, dirigente
de Mercados Campesinos.
Foto: Camilo Raigozo.
Julián Corredor, miembro de la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias, Fenacoa y director de los convenios que se hacen con la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Bogotá, explicó que junto con otras seis organizaciones,-

entre las que están Fensuagro, Asomercal, Andas y la Fundación San Isidro, integradas a su vez en el Comité de Interlocución Campesina y Comunal, vienen jalonando el proceso de Mercados Campesinos.

La iniciativa salió de un congreso agrario de pequeños y medianos productores realizado en 2003 en el que los campesinos tomaron las políticas agrarias como tema central y desarrollaron los 14 puntos que conformaron el Mandato Agrario.

Pequeños y medianos
productores del campo
pueden vender sus coce
chas en los Mercados Cam
pesinos. Foto: Notimundo.
Uno de esos puntos es la soberanía alimentaria y se identificó a la comercialización de los productos cómo una de las mayores dificultades que tienen los campesinos.

Para solucionar este problema las organizaciones campesinas iniciaron un arduo trabajo con el fin de general espacios y alternativas. Fue así como se lograron los primeros acuerdos y convenios con el entonces alcalde mayor de Bogotá Luis Eduardo Garzón.

Tanto en la administración de Garzón, como en la de los exalcaldes Samuel Moreno y Gustavo Petro, los Mercados Campesinos mantuvieron fluidez y lograron tener un importante desarrollo, tanto así que se implementaron en 14 puntos estratégicos en 10 localidades de la ciudad y se realizaron cada 15 días.

Los bogotanos aprovechan
los Mercados Campessinos
para comprar barato.
Foto: Notimundo.
Mercados Campesinos dependen de la voluntad política de los alcaldes

Durante las tres administraciones mencionadas se vieron beneficiadas más de dos mil familias campesinas pequeñas y medianas productoras de la región central del país, porque por primera vez en mucho tiempo pudieron vender sus productos sin perder plata, al lograr esquivar a una cadena de intermediarios, acaparadores y monopolistas.

Con los Mercados Campesinos también se vieron beneficiadas enormemente miles de familias bogotanas que lograban adquirir los productos de la canasta familiar con precios desde un 30, hasta un 130 por ciento más baratos que los precios de los grandes supermercados y otros intermediarios.

El alcalde Enrique Peñalo
sa y el nefasto senador Ál
varo Uribe. Foto: Internet.
Desafortunadamente desde que inició la administración del alcalde Peñalosa no se ha logrado hacer el primer Mercado Campesino en Bogotá. El nuevo gobierno de la capital colombiana no ha querido dialogar y mucho menos abrir los espacios que mantuvieron los tres anteriores burgomaestres con las organizaciones campesinas.

Según Julián Corredor, las organizaciones, por iniciativa de los campesinos, le hicieron llegar a la administración de Peñalosa una propuesta para la continuación de los Mercados Campesinos, pero hasta la primera semana de mayo de 2016 la alcaldía no había querido dar una respuesta.

Igualmente en febrero último le solicitaron al secretario de Desarrollo Económico del Distrito una reunión para abordar el tema pero el funcionario se las ha arreglado para evadir el tema.

Aunque los labriegos fueron atendidos inicialmente en la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito y hubo allí una primera interlocución de la cual los altos funcionarios distritales quedaron comprometidos a que iban a estudiar las propuestas de los campesinos. Sin embargo una vez estas fueron radicadas, como en los casos anteriores, no ha habido respuesta alguna.

748 millones de pesos embolatados

A pesar de que el exalcalde Gustavo Petro dejó una partida de 748 millones de pesos para la continuidad de los Mercados Campesinos, como lo pudieron comprobar las organizaciones por intermedio de un derecho de petición a la Secretaría de Hacienda de Bogotá, la administración de Peñalosa niega tal monto y dice que solo fueron 100 millones de pesos.

Además, con cierto cinismo, los funcionarios públicos respondieron que esta plata se había destinado a otros rubros, como la contratación de vigilancia para las oficinas, entre otros.

Ante la negativa del alcalde Enrique Peñalosa de oír a las comunidades campesinas de la región central, estas y sus organizaciones realizaron el pasado 5 de abril un plantón de protesta pacífica frente a la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito.

Más de dos mil familias cam
pesinas se beneficiaban de los
Mercados Campesinos en Bo
gotá. Foto: Notimundo.
Habían llevado una propuesta para presentársela a los funcionarios por intermedio de una comisión de cinco campesinos, pero lo que encontraron fue el cierre de las puertas de atención al público y la represión por parte de los escuadrones del Esmad.

En su lucha por llamar la atención del gobierno distrital y de la ciudadanía capitalina las comunidades lograron hacer un Mercado Campesino en las instalaciones del Congreso de la República en el marco de la presentación del proyecto de ley sobre los derechos de los campesinos liderado por el senador Alberto Castilla.

Mercado campesino sin campesinos

En este acto los labriegos y sus organizaciones también participaron en la visibilización de todo el trabajo que vienen realizando y de la importancia de los Mercados Campesinos para el desarrollo del país.

En los "Mercados Campesinos"
de Peñalosa los campesinos se
rán reemplazados por empresa
rios e intermediarios. Foto:
Notimundo.
Irónicamente la alcaldía de Peñalosa convocó a la realización de un “Mercado Campesino”, sin campesinos, para el 24 de junio de 2016 en la Plaza de Bolívar.

Según Julián Corredor este “Mercado Campesino” lo van a realizar a través de negociantes y empresarios privados, en el que priman los intereses de estos, por encima de los derechos de los medianos y pequeños productores del campo de poder comercializar sus productos sin intermediarios, así como los derechos de los bogotanos que se verán privados de la posibilidad de poder adquirir sus alimentos a precios justos.

Señalizaciones de la Alcaldía y la prensa

Finalmente el dirigente Julián Corredor denunció que mientras la alcaldía de Peñalosa les ha dado la espalda a los campesinos para ayudarles a comercializar sus productos en Bogotá, su administración ha hecho señalamientos temerarios contra algunas organizaciones agrarias, como Fensuagro, al acusarlas de tener vínculos con la insurgencia de las FARC EP y de escudarse en ello para desoír al campesinado.

Miles de familias bogotanas
se verán privadas de los bue
nos precios y de la calidad
de los alimentos ofrecidos di
rectamente por los camapesi
nos. Foto: Notimundo
En el mismo sentido Corredor calificó de falaces las afirmaciones del diario El Espectador en las que acusa a las organizaciones que realizan los Mercados Campesinos de dar malos manejos de los recursos económicos y de contratar personal no idóneo para la ejecución de los convenios.

“No es cierto lo que han insinuado de que las organizaciones campesinas no son idóneas para el tema de la contratación, cuando la verdad tenemos un alto nivel organizativo y una capacidad técnica para el desarrollo y la administración de convenios interadministrativos entre la Alcaldía y las organizaciones campesinas y sobre todo para el buen desarrollo de los proyectos.

“En este caso la mayoría de recursos se utilizaron para las operaciones logísticas del mercado, como el alquiler de carpas, sillas, el desarrollo de los mismos mercados, para la promoción y la publicidad.

"No se malgastaron los recursos en otras actividades, ni siquiera para ponerles transporte a los campesinos para que trasladaran sus productos”, enfatizó finalmente Julián Corredor a Unidad Agraria. 

sábado, mayo 28, 2016

Diálogos de paz
Al menos el 61% de los colombianos refrendaría positivamente los acuerdos de paz con las FARC EP
Por: Camilo Raigozo

Los resultados de una encuesta realizada por Cifras y Conceptos, conocidos hace tres días, indican que al menos el 61 por ciento de los colombianos refrendaría positivamente los acuerdos para la paz entre el gobierno y las FARC EP.

Los resultados son algo sorprendentes dado la manipulación de los medios de "comunicación" más influyentes y la renuencia de estos a apoyar decididamente la paz con la que todos los colombianos salen beneficiados.

Sin embargo cómo resultado de la manipulación mediática, supuestamente el 88 por ciento de los encuestados se opone a que la insurgencia tenga directamente curules en el Congreso.

Pero tanto a los medios, como a los encuestados se les olvida que el Estado tiene una deuda con ese ejército insurgente y debe restablecerle al menos 8 curules en el Congreso que le fueron arrebatados a la Unión Patriótica a sangre y fuego.

La UP es hija de los acuerdos de paz entre el gobierno del expresidente Belisaro Betancur y las FARC EP.

Ante el genocidio político contra la UP el Estado no solo debe pedirles perdón a la insurgencia y al pueblo colombiano, sino que moral y éticamente está en la obligación de resarcirles sus derechos conculcados, entre ellos, devolverles las 8 curules en el Congreso, 13 en las asambleas, 70 en los concejos, así como también 11 alcaldías y otras conquistas de elección popular que les fueron arrebatadas criminalmente.

Así pues, el otorgamiento directo de curules en el Congreso de la República a personas excombatientes de la insurgencia reintegradas a la vida civil no son un regalo del Estado, ni una dádiva generosas de la sociedad, sino que son una forma de reparar parte de los derechos violados por medio del genocidio político sistemático.

Además el régimen en su cojunto debe garantizar que el exterminio no se vuelva a repetir, dadas las amenazas de la extrema derecha, en cabeza de Álvaro Uribe y Alejandro Ordoñez, con su estrategia paramilitar.

Volver a la página principal

viernes, mayo 27, 2016

Representantes de las orga
nizaciones que conforman
la Cumbre Agraria en el
lanzamiento de la Minga
Nacional. Rueda de prensa
Foto: Camilo Raigozo.
Minga Nacional
“¡Volvemos a las calles y a las carreteras!”
Por Camilo Raigozo

En rueda de prensa efectuada en la mañana de este 27 de mayo en las instalaciones de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, el movimiento social Cumbre Agraria dio a conocer las razones y los pormenores de lo que será la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

El inicio de la minga será a las cero horas del próximo 30 de mayo y se extenderá en campos y ciudades de todo el país. Todas las actividades previstas a realizarse dentro del marco de la Minga se harán de forma pacífica.

La Cumbre Agraria es una convergencia de al menos 24 organizaciones sociales de base que abarcan los sectores Campesino, indígena, afrodescendiente, sindical, político, ambiental y minero, entre otros.

Son múltiples las causas que motivaron la decisión de llevar a cabo este tipo de protesta social, tales como el incumplimiento por parte del gobierno, de los acuerdos pactados desde los paros agrarios y minga indígena de 2013 y 2014, así como las jornadas de indignación de 2015 y los pliegos de exigencia presentados tras las movilizaciones del 24 de enero y 17 de marzo de 2016.

Paro agrario del Catatumbo
“Evidenciamos una falta de voluntad del presidente Juan Manuel Santos para dar cumplimiento a los acuerdos y de sentarse a dialogar con las organizaciones de Cumbre Agraria”, dijo ante la prensa Luis Fernando Arias, presidente de la ONIC.

Así mismo motivan esta movilización la amenaza de desplazamiento masivo de campesinos por los megaproyectos agrícolas, mineros e hidroenergéticos, entre otros, de las transnacionales y del gran capital. “Los campesinos somos una especie en vías de extinción”, dijo al respecto el dirigente del Coordinador Nacional Agrario, Robert Daza.

La minga también tiene como objetivo manifestar la oposición de la mayoría de los colombianos a los Tratados de Libre Comercio; al Plan Nacional de Desarrollo; a la venta los recursos estratégicos de la nación; a la venta de las empresas públicas; a la venta de los bienes energéticos; a los daños medioambientales; al deterioro del agua; al acaparamiento de tierras; al latifundio y a las políticas extractivistas, entre otros.

Paro agrario del Catatumbo
Al mismo tiempo que la Minga Nacional apoya los diálogos de paz con las FARC EP y el ELN, fustiga el resurgimiento de la estrategia paramilitar de la extrema derecha. “Estas fuerzas oscuras han asesinado a más de 70 campesinos, desplazado a centenares de familias y tienen amenazadas a otras miles”, aseveró Robert Daza.

Finalmente la Cumbre Agraria convocó “al conjunto del pueblo colombiano a hacer parte de la Gran Minga Nacional 'Sembrando Esperanza, Cosechando País' y participe en las movilizaciones pacíficas, en los eventos culturales y demás acciones previstas, para expresar su inconformidad con el actual modelo económico y de desarrollo, que no corresponde con los sueños del pueblo por alcanzar la paz con justicia social y ambiental”.


  • "



  • Publicidad
    Paute aquí
    Contáctenos


    Zona comercial